La educación en la campaña presidencial 2021 (2)

Sobre la Educación en la Primera Vuelta

Debates sin educación

En esta contienda electoral hemos presenciado tres debates en los que únicamente en uno han participado todos los candidatos, dos organizados privadamente, el primero, por “El Comercio” y el segundo por la Cámara de Comercio de Guayaquil; mientras que el tercer debate y de asistencia obligatoria para todos los candidatos fue organizado por el Consejo Nacional Electoral.

Tanto el debate de El Comercio (9 y 10 de enero) como el debate de la CCG (14 y 15 de enero) dividieron a los presidenciables en dos grupos que debatieron en dos jornadas con cuatro temas en los cuales no constó la educación como un tema de preguntas, bueno, los debates no fueron debates sino intervenciones de los candidatos sobre sus planes de gobierno y propuestas de campaña evadiendo las preguntas de los moderadores. El tercer y último debate, el del CNE, la educación si llegó a la agenda, pero no todos los candidatos tuvieron la oportunidad de hablar sobre su propuesta educativa.

La noche del 16 de enero fue la sección correspondiente a las preguntas de carácter social en el debate del CNE. Los candidatos que efectivamente dieron sus respuestas sobre educación fueron Guillermo Lasso, Ximena Peña, Giovany Almeida, Lucio Gutierrez, Pedro Freile, Gustavo Larrea, Guillermo Celi, Carlos Sagnay, Juan Fernando Velasco, Andrés Arauz, Yaku Pérez e Isidro Romero. Fueron recurrentes los temas de autonomía universitaria, el libre acceso a la universidad y elección de carrera, la oferta y fortalecimiento del bachillerato técnico; sobre las consecuencias de la pandemia en la educación del país la respuesta fue el acceso a internet, la dotación de dispositivos a estudiantes y docentes.

Espacios de la Sociedad Civil

La educación también estuvo presente en espacios de discusión con candidatos presidenciables y para la asamblea organizados por la sociedad civil. Entre estos podemos contar los encuentros organizados por el Contrato Social por la Educación y por Juntas X Ellas, en el primero para tratar exclusivamente la agenda educativa mientras que en el segundo abordaron varios temas sociales y económicos. Tuve la oportunidad de participar en el conversatorio del Contrato Social por la Educación con el candidato Gustavo Larrea y en el programa Rompe el Muro de Radio Voz Andina Internacional

La plataforma “Ecuador Decide” de Grupo Faro incluyó cuatro temas específicos de política educativa: educación general básica y bachillerato, educación superior, educación digital, e inclusión educativa. Cada tema presenta un diagnóstico sobre la situación del país y se puede comparar las propuestas entre candidatos para cada tema, dejando claro que si bien la herramienta es interactiva y una importante fuente de información, no puede suplir la falta de propuestas e información de los planes de gobierno de los candidatos.

Escuelas aptas para ser recintos electorales, pero no para educar.

Tras un año de pandemia, las instituciones educativas se llenaron de personas, movimiento, vida pero no por estudiantes y docentes ávidos de continuar con el proceso de enseñanza – aprendizaje, sino para recibir a millones de ciudadanos que ejercieron su derecho al voto en los recintos electorales. De acuerdo a datos presentados por la Ministra Cramer, a nivel nacional se utilizaron 3909 instituciones educativas como recintos electorales, mientras que menos de 300 instituciones educativas (incluyendo públicas y privadas) cuentan con un plan piloto de retorno a clases presenciales aprobado por el COE Nacional.

La pregunta ensordecedora que no se ha puesto sobre la mesa es por qué tuvimos más de tres mil instituciones habilitadas para ser recintos electorales y no para funcionar con algún tipo de presencialidad en lo que va de los ciclos escolares tanto en sierra como en costa. ¿Dónde está el obstáculo, en el COE Nacional o en los recursos del Ministerio de Educación? Ojalá que no esperemos a que se cumpla la segunda vuelta el 11 de abril para tener 3 mil instituciones educativas funcionando con algún tipo de presencialidad para los estudiantes y no solo en modo remoto.

Finalmente, los efectos de la educación remota en los aprendizajes, la deserción escolar y otros efectos del covid19 en el sistema educativo ecuatoriano deben tener más protagonismo en la segunda etapa del proceso electoral, un plus será que los candidatos aporten con nombres de quienes conformarían los gabinetes, quien relevará a la Ministra Cramer en hacer frente a esta crisis educativa.

La educación en la campaña presidencial 2021 (1)

Evaluando las propuestas educativas en los planes de gobierno de los candidatos

A pocas semanas de las elecciones presidenciales y para promover el voto informado, empiezo a revisar los planes de gobierno de los candidatos específicamente el tema educativo. He establecido una lista de temas fundamentales relacionados a la gestión del sistema educativo y que deberían estar presentes en una agenda mínima para la política pública del próximo gobierno. Estos temas nos ayudarán a conocer el entendimiento de los candidatos sobre política educativa, la importancia de la educación, la situación y los desafíos que representa garantizar este derecho fundamental.

El primer punto, y el más importante, es el presupuesto educativo. En Ecuador, la Constitución y la Ley Orgánica de Educación Intercultural (LOEI) disponen que el 6% de PIB del país debe destinarse anualmente para financiar el sistema educativo a nivel nacional. Lo que yo quiero saber es qué es lo que piensa hacer el candidato respecto a cómo garantizar los recursos en medio de una crisis económica que viene de años atrás y se incrementó con la pandemia. Como va a garantizar que el MINEDUC tenga recursos para su gestión, siendo el Ministerio más grande y con mayor carga salarial.

Si es que no hay dinero cualquier propuesta, incluso los derechos escritos en la Constitución son una declaración, una idea bonita, puede sonar innovador, pero será difícil de concretar, por no decir imposible. La política pública requiere de un sustento económico, además cuando se habla de recursos para el sistema educativo, hay varios rubros: infraestructura, conectividad, textos y materiales escolares, recursos humanos: docentes, directores y personal de apoyo a la gestión escolar. ¿cómo va a ser la relación con los diferentes tipos de sostenimiento: educación privada y fiscomisional, se mantendrán los copagos para instituciones educativas particulares establecidos en la ley humanitaria?

Previo a la pandemia, el sistema educativo venía tarde y sin éxito en garantizar conectividad para las instituciones educativas públicas. El acceso a dispositivos tecnológicos y a conexión a internet fue un tema relevante a partir del paso a la educación remota pues muchos estudiantes y docentes no tuvieron capacidad para conectarse y mantener la continuidad académica a través de la educación virtual. En este contexto, cuál es la propuesta del futuro presidente en cuanto a la conectividad para instituciones educativas, estudiantes, familias y docentes, qué hará en su mandato para promover el acceso a dispositivos y conexión a internet, qué propondrá sobre las plataformas para gestión educativa que existen actualmente y la generación de propuestas educativas digitales de alta calidad.

Pensar en la educación es pensar en los aprendizajes, y por lo tanto en el currículo. ¿qué es lo que se enseña en la escuela y qué es lo que queremos que se aprenda? Lo que está bien o mal de acuerdo con el candidato y su propuesta de cambio o mejora del sistema educativo deben tomar en cuenta las asignaturas y la forma de aprender. Un candidato que respete la Constitución, respetará los términos en que se garantiza el derecho a la educación en la Carta Magna, la libertad de cátedra, la libertad de los padres para elegir para sus hijos una educación de acuerdo a sus valores e ideales y, la construcción de un sistema educativo plural, diverso, inclusivo y que genere ciudadanos capaces de desarrollar el país.

Se requiere tomar decisiones pedagógicas, no esperamos que el presidente electo tenga todas las respuestas, para ello estará el Ministro de Educación, por ello es importante que los candidatos nos compartan cuáles son las personas que considera serían aptas para dirigir el sistema y afines a su gestión. Quienes estén frente a la gestión del Ministerio de Educación y de SENESCYT, son quienes deberán enfrentar la educación en pandemia, la deserción escolar y universitaria a causa del covid19, los impactos en los aprendizajes y en las condiciones laborales de los docentes, además de temas específicos como la condición de los becarios en el exterior.

Hablar de educación no es simplemente el acceso a la universidad o el bachillerato, también están los niveles previos que requieren de nuestra atención: el nivel inicial y la educación general básica. El cuidado infantil y los programas de desarrollo infantil temprano. Las guarderías son una forma de ayudar a las mujeres y familias que necesitan trabajar, a partir de la pandemia dejaron de utilizar este servicio. Muchas mujeres dependen de estos servicios para poder trabajar y por lo tanto para mejor la economía familiar. Es urgente que el futuro gobernante nos diga las medidas que va a tomar.

Lo que realmente necesitamos un candidato y un presidente que entienda cuál es la realidad del sistema educativo ecuatoriano actualmente y eso es lo que debe resolver en su gestión. No cambiar y no llegar a borrar lo que no funciona. Necesitamos alguien que venga a liderar.

Grandes reformas y grandes cambios no pueden darse en esta gestión, tal vez sentar las bases, tal vez una propuesta de reforma a la ley para dentro de cuatro años, generar los acuerdos políticos y desarrollar la capacidad técnica de los GADs para fortalecer la educación en territorio. No es momento de decir que vamos a tener un cambio de 180 grados en el modelo de gestión o en el currículo. Hay cosas que requieren acuerdos políticos e inversión, inversión que no tenemos en este momento. Necesitamos propuestas claras y concretas. Necesitamos menos romanticismo y más practicidad. Eso en cuanto a política educativa.